Navigation – Plan du site
Comptes rendus

Chirif Alberto y Manuel Cornejo Chaparro (eds), Imaginario e imágenes de la época del caucho: los sucesos del Putumayo

Lorena I. Córdoba
p. 363-367
Référence(s) :

Chirif Alberto y Manuel Cornejo Chaparro (eds), Imaginario e imágenes de la época del caucho: los sucesos del Putumayo, CAAAP/IWGIA/UPC, Lima, 2009, 226 p.

Texte intégral

1A pesar de reunir ilustraciones magníficas, Imaginario e imágenes de la época del caucho… no es un libro de fotografías, tampoco un libro con fotografías, sino una investigación sistemática sobre la imaginería del auge cauchero en la Amazonía peruana. Alberto Chirif y Manuel Cornejo Chaparro editan una serie de textos que cuenta con la participación de Jean-Pierre Chaumeil, Juan Álvaro Echeverri y María Eugenia Yllia Miranda, además de la propia. Estas diversas colaboraciones se articulan sobre dos grandes ejes temáticos: por un lado, las narrativas y, por el otro, los diversos tipos de imágenes producidas durante el boom cauchero en la tristemente célebre región del Putumayo.

2La presentación del volumen, así como el primer texto de Alberto Chirif, titulado « Imaginario sobre el indígena en la época del caucho », ofrecen una introducción general al periodo del esplendor cauchero, uno de los procesos históricos más importantes que afectaron a la Amazonía peruana durante fines del siglo xix e inicios del xx. Hubieron dos grandes zonas de extracción de la goma en el Perú: al sur, las cuencas del Urubamba y del Madre de Dios trazan el escenario legendario de la travesía y la muerte de Carlos F. Fitzcarrald; al norte, entre el Putumayo y el Caquetá, la industria cauchera se desarrolla durante tres décadas bajo el férreo comando de Julio César Arana. En ambas regiones, la explotación de la goma produjo cambios significativos en distintos ámbitos económicos, políticos y sociales, pero fundamentalmente, tal como documentan vívidamente las imágenes y los textos aquí compilados, el boom cauchero incentivó la configuración de ciertos estereotipos sobre el indígena amazónico que sobrevivieron al paso del tiempo. Dichos estereotipos deben entenderse en su correspondiente contexto histórico. De hecho, en los debates sobre los efectos del boom cauchero convergen y a veces chocan diversas ideas como el regionalismo, el nacionalismo, las nociones de patria o de civilización, siempre contra el telón de fondo de la presión estatal para consolidar las fronteras republicanas. Justamente, a raíz de su riqueza cauchera el control y la soberanía de esta zona fue la fuente de disputa entre los gobiernos de Perú y Colombia desde fines del siglo xix, al punto de que debió intervenir como árbitro el mismo Papa Pío IX entre ambas naciones. Las impactantes fotografías de la época ponen en escena una antinomia implícita pero recurrente entre salvaje y civilizado, a partir de la cual se desarrolla paulatinamente una imagen estable, latente: la del indígena peligroso, salvaje, caníbal, que sólo puede entenderse en relación con motivaciones y finalidades bien concretas.

3En este escenario la región del Putumayo asume un protagonismo inédito cuando se dan a conocer las denuncias de las atrocidades cometidas por The Peruvian Amazon Rubber Company, heredera y continuadora de la Casa Arana. En 1907, Benjamín Saldaña Roca presenta una denuncia penal en la Corte de Iquitos por los abusos, crímenes, violaciones y torturas contra los indígenas del Putumayo. Esta acusación no queda relegada a la esfera legal sino que trasciende los ámbitos de la corte y la prensa local, cruzando el océano y llegando a los diarios de Gran Bretaña. Como la compañía cauchera tenía su sede en Londres, se ven obligados a intervenir tanto la opinión pública como el gobierno británicos; aunque, como nota Chirif, Sir Roger Casement, el cónsul británico en Brasil, parte hacia la zona para investigar la veracidad de los hechos recién en 1910. Por su parte, el gobierno peruano comisiona a Carlos Rey de Castro, su cónsul con sede en Manaos, para investigar el escándalo. El punto crítico son los años 1911 y 1912, cuando el Juez Rómulo Paredes visita el Putumayo, realiza entrevistas a empleados e indígenas y confirma las denuncias. Chirif relata vívidamente los pormenores y las circunstancias que rodearon el arduo proceso legal, y en particular los discursos implícitos en las argumentaciones en disputa: « […] al mismo tiempo de crear el imaginario sobre el indígena, la sociedad dominante creó, en el otro extremo, el del civilizador, en este caso representado por el cauchero, y que tiene como propósito justificar el dominio que éste ejerce y así darle una dimensión moral a su actuación » (p. 21). También examina la legitimación de la empresa cauchera en la construcción discursiva de los actores sociales: por un lado, en el trazado del estereotipo del indígena amazónico, impredecible, inquietante, peligroso; por el otro en la construcción discursiva del barón cauchero que busca el progreso de su región difundiendo generosamente la modernidad, la urbanidad, la civilización.

4Las dos caras de la moneda se plasman en una serie impresionante de fotografías, dibujos, ilustraciones y bocetos que circularon en la prensa nacional e internacional, y que constituye el punto de partida de los textos de Chaumeil, Cornejo e Yllia. Cuando se piensa en una fotografía generalmente se acepta de forma tácita que la misma es producto de una situación y de un momento específico, y por tanto que la imagen refleja una realidad concreta. « Guerra de imágenes en el Putumayo », el texto de Jean-Pierre Chaumeil, echa por tierra esa premisa básica: con paciencia y erudición demuestra que las fotografías e imágenes que circularon durante la época fueron objeto de múltiples transformaciones, manipulaciones y correcciones. Su objetivo consiste en analizar los procesos concretos de fabricación, tránsito y falsificación de imágenes de los indígenas del Putumayo entre 1902 y 1920, tiempo en el cual « […] se observa en toda su dimensión la verdadera “guerra de las imágenes” que libraron los protagonistas de este enfrentamiento, ya que ambas partes utilizaron los mismos procedimientos de difusión » (p. 48). En efecto, la contienda entre apologistas y denunciantes de la actividad cauchera se libra en los tribunales de Iquitos, pero sobre todo en la puja por la aceptación o el repudio moral ante la opinión pública tanto nacional como internacional. Siguiendo las trayectorias de varios personajes importantes de la época – como el fotógrafo español Manuel Rodríguez Lara, el explorador Eugène Robuchon, el cineasta portugués Silvino Santos o el mismo capitán Whiffen –, Chaumeil consigue reconstruir el itinerario de las imágenes utilizadas por ambos bandos. Así, advierte cómo la misma fotografía retocada sirve alternativamente tanto para avalar la acción civilizadora de los caucheros como también para demostrar las crueldades a las que eran sometidos los indígenas.

5El artículo de Manuel Cornejo y María Eugenia Yllia Miranda, « Percepciones, representaciones y ausencias: narrativas e imágenes de la época del caucho », complementa en el plano discursivo la perspectiva analítica de Chaumeil. Los autores analizan las narrativas que moldearon « [… una] mirada fragmentada, eurocéntrica y colonizadora de la metrópoli, [en la cual] la construcción mitificada de lo salvaje fue un motivo para legitimar el dominio nacional criollo y urbano sobre la población indígena » (p. 170). De hecho, uno de los mayores temores de la sociedad letrada limeña era que las noticias suscitadas por el escándalo del Putumayo se generalizaran y que los horrores « contagiaran » a toda la población urbana, volviéndola « salvaje » ante la opinión internacional. La literatura oficial, al igual que las fotografías, fue empleada entonces para apoyar intereses sectoriales de un modo bien concreto. Cornejo e Yllia rastrean estas interpretaciones estratégicas en los escritos de varios autores que publicaron sus versiones sobre el escándalo del Putumayo, contribuyendo a forjar en el imaginario colectivo la representación del indígena amazónico, como Carlos Amézaga, Pedro Dávalos y Lissón, así como también una cantidad de artículos de opinión que aparecen en periódicos como La Prensa, El Comercio o Variedades. Se preocupan particularmente por interpretar estos textos rescatando la voz que nunca se oyó, la de los propios indígenas que no aparecen más que periféricamente en los testimonios oficiales. Finalmente, analizan varias pinturas sobre llanchama de artistas boras y huitotos, buscando redimensionar la impronta que dejó el periodo cauchero en esas sociedades indígenas, concluyendo que: « […] A través del arte y la pintura los boras y huitotos han sido capaces de superar la frontera del idioma a través del lenguaje de las imágenes de las que se apropian para representar su cultura a un público exterior no indígena » (p. 194).

6Otro de los puntos altos del volumen es la publicación anotada y comentada de « Los informes del Juez Paredes ». Durante los sucesos del Putumayo los jueces Carlos Valcárcel y Rómulo Paredes cumplieron un papel fundamental en la condena de los caucheros. El primero publicó el libro El proceso del Putumayo, en 1915, en el que dio a conocer los pormenores que tuvo que atravesar para enjuiciar a personajes notables de las elites sociopolíticas. Por su parte, Rómulo Paredes redactó el informe que aquí se publica, acompañado de una pequeña biografía que permite conocer los detalles personales que llevaron al magistrado hasta el asunto Putumayo. Desde 1913 en adelante sus informes habían sido publicados varias veces tanto en inglés como en castellano, aunque en selecciones y traducciones parciales. Por primera vez, entonces, Cornejo y Chirif publican en esta ocasión los informes de Paredes en su totalidad, brindando al público una herramienta fundamental a la hora de elaborar una descripción densa del escándalo cauchero: « Sus recomendaciones sobre cómo mejorar la administración de justicia son válidas aún hoy, y no sólo para el Putumayo sino, en general, para cualquier región apartada de nuestro país » (p. 82). Naturalmente los textos de ambos jueces provocaron la antipatía de los caucheros, quienes los acusaron de servir a los intereses del poder central en detrimento de los intereses regionalistas, los hostigaron e incluso los amenazaron de muerte.

7Por su parte, el artículo « Siete fotografías: una mirada obtusa sobre la Casa Arana », de Juan Álvaro Echeverri, expone y analiza – tal como anticipa su título – siete fotografías tomadas en 1977 sobre las ruinas de la estación central y el centro administrativo de la Casa Arana en La Chorrera. Si bien la calidad de las imágenes es buena, y permite apreciar el abandono y la transformación que sufrieron las instalaciones caucheras, la interpretación asume un carácter personal, poético y hasta romántico que desentona con las demás contribuciones. En este sentido, el ensayo de Echeverri no logra alcanzar la amalgama fluida entre análisis de contexto, imagen y narrativa que destaca al resto de la obra.

8Finalmente, Alberto Chirif cierra el volumen con « Cien años después del caucho: cambios y permanencias en las relaciones con los pueblos indígenas ». Chirif se pregunta en esta oportunidad qué cambios y qué continuidades pueden advertirse en las comunidades indígenas luego del boom cauchero: ¿cómo se reconfiguró el mapa étnico de los pueblos afectados por procesos como las relocalizaciones, las migraciones o los traslados forzosos? Si el libro comienza con un análisis histórico del principio de la industria cauchera, su esplendor y su caída, este último trabajo revela entonces el estado actual de las poblaciones indígenas del Perú en relación con cuestiones como la emergencia de las organizaciones locales y supralocales, los conflictos políticos, los reclamos sociales y el accionar del gobierno. En suma, si se añade el valor de esta investigación colectiva a una edición impecable y a una calidad fotográfica excelente, no queda más que decir que el público se sentirá gratamente recompensado al leer Imaginario e imágenes de la época del caucho: los sucesos del Putumayo.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence papier

Journal de la Société des Américanistes, 2011, 97-1, pp. 363-367

Référence électronique

Lorena I. Córdoba, « Chirif Alberto y Manuel Cornejo Chaparro (eds), Imaginario e imágenes de la época del caucho: los sucesos del Putumayo », Journal de la société des américanistes [En ligne], 97-1 | 2011, mis en ligne le 10 juillet 2011, consulté le 26 juin 2017. URL : http://jsa.revues.org/11790

Haut de page

Auteur

Lorena I. Córdoba

CONICET, Argentina

Articles du même auteur

Haut de page

Droits d’auteur

© Société des Américanistes

Haut de page
  • Logo Latindex
  • Logo Centre National du Livre
  • Logo CNRS - Institut des sciences humaines et sociales
  • Revues.org